29 fevereiro, 2008

Así fue

um poema de Luis García Montero


La vida hizo sus cuentas.
Desde entonces
el secreto que más he perseguido
es tu respiración.

Dos y dos son los labios en los labios,
la suma de los cuerpos e la queja.

Amada claridad.
Aunque perdí el sentido,
yo no podía equivocarme.

La vida hizo sus cuentas con los dedos,

y la piel un paisaje de multiplicaciones
al hundirse en la piel.

1 Comentários:

Blogger ~pi disse...

águas

duma só pele

(in separada,

02 março, 2008 09:03  

Enviar um comentário

Subscrever Enviar comentários [Atom]

<< Página inicial